Liposuccion sin Cirugia: Métodos Alternativos

Existen varias alternativas en el mercado para realizar liposuccion sin cirugia. Aunque lo más efectivo es acudir a la cirugía, es posible también tener resultados más o menos satisfactorios con estos métodos alternativos.

Alternativas a la liposuccion sin cirugia

Cavitación

Este sistema es una buena alternativa para aquellos a quienes da respeto pasar por el quirófano para perder volumen. La técnica es similar a la utilizada para lipoescultura, pero sin necesidad de una cánula para absorción de grasa. En cambio, se hace uso de ultrasonidos que disuelven la grasa para acabar eliminándola de forma natural a través del sudor o la orina.

Un punto a favor de esta técnica es que, después de un tratamiento de cavitación, no es necesario permanecer en reposo en la clínica u hospital, pudiendo marcharte por tu propio pie a casa. Sin duda es un tratamiento eficaz y muy seguro.

Liposuccion sin cirugia

Presoterapia

Se utiliza mucho sobre todo para la eliminación de la celulitis. Ésta consiste en pequeñas acumulaciones de grasa bajo la piel de piernas y glúteos, que dan ese aspecto tan característico de “piel de naranja”.

El tratamiento de presoterapia está basado en el concepto de ejercer presión para estimular y romper la cohesión de las bolsas de grasa bajo la piel y obtener de esta manera un aspecto más fino. Además, se estimula la circulación sanguínea, consiguiendo de este modo revitalizar el conjunto de tejidos del área tratada. Las sesiones de presoterapia las suelen ofrecer en Spa y salones de belleza.

Plataforma de vibración

La plataforma de vibración es una especie de liposuccion sin cirugia basada en el movimiento de una plataforma bajo nuestros pies que tiene muchas ventajas, entre ellas:

  • Quema el exceso de grasa
  • Tonifica los músculos
  • Aumenta la densidad ósea
  • Disminuye la celulitis
  • Estimula el sistema linfático

 

Todas estas variantes son de invasividad nula y, a diferencia de otros tratamientos como el lipolaser o la lipoescultura, que tampoco requieren de una intervención quirúrgica, se centran en acciones sobre la superficie cutánea sin llegar a requerir ningún tipo de inyecciones o introducción de instrumentos bajo la epidermis.


Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*