La Alternativa de la Mesoterapia Corporal

La mesoterapia corporal es una técnica no quirúrgica destinada a combatir la formación de celulitis o la acumulación de tejidos grasos en distintas zonas del cuerpo. Esta técnica presenta un planteamiento sencillo y no invasivo, ganando mucha importancia con el paso de los años. Desarrollada por el Dr. Michel Pistor a mediados del siglo XX, se inyecta en las áreas a tratar medicamentos homeopáticos ricos en aminoácidos y minerales que permiten la destrucción progresiva del tejido adiposo sobrante. Una respuesta indolora a las pieles más problemáticas o al sobrepeso.

La mesoterapia corporal como tratamiento homeopático

Este planteamiento homeopático cuenta con muchos defensores, ya que es una forma natural de eliminar las molestas grasas que se acumulan en zonas complicadas de tratar. Las distintas inyecciones aplicadas en la mesodermis tienen el objetivo de disolver la grasa y enviarla al flujo sanguíneo para su posterior eliminación a través de la orina. Un proceso que no implica ningún tipo de esfuerzo para las personas en tratamiento. Tan solo se recomienda beber mucho líquido para reforzar la eliminación por la orina de dichas grasas.

Aunque el ejercicio continuado y una dieta saludable ayudan, en general, a perder peso, determinadas zonas del cuerpo presentan una mayor resistencia. Las mejillas, la papada, las nalgas, los muslos o las caderas son áreas del cuerpo que exigen un tratamiento selectivo como la mesoterapia corporal. Cada tipo de actuación tiene unas características distintas y requieren de unos medicamentos específicos. Por ejemplo, para la cara lo que se busca es un rejuvenecimiento facial, un tono brillante que revierta los síntomas del paso del tiempo. El resto de tratamientos específicos buscan la destrucción del tejido graso innecesario de una forma más o menos similar. No hay que olvidar que cada paciente presenta un diagnóstico propio.

La mesoterapia corporal es una técnica poco agresiva, pero esto no implica que pueda existir efectos secundarios y molestias leves derivadas de su aplicación. La más común es el enrojecimiento de la zona donde se ha aplicado las inyecciones. Para evitar la aparición de los clásicos moretones, es recomendable aplicar un suave masaje a la zona tratada. En el peor de los casos, estos moretones antiestéticos durarán algunos días. Al tratarse de productos químicos, aunque sean de origen natural, puede darse el caso de producir algún tipo de alergia o reacción. Para evitar estos casos, los profesionales deben conocer a la perfección el cuadro médico del paciente para minimizar el impacto de estas inyecciones.

Para valorar la eficacia de la mesoterapia corporal sólo hay que acercarse a los centros donde de aplica esta técnica. Son muchas las personas que apuestan por este tratamiento en todo el mundo. Una alternativa eficiente frente a los métodos quirúrgicos. Su mayor defensa es el incremento de personas que cada año eligen la mesoterapia corporal para eliminar la celulitis.

Hay que recordar, que otro de los principales atractivos de esta técnica homeopática es que sus sesiones son cortas, en poco más de 20 minutos se habrá terminado su aplicación. La duración de este tratamiento depende de cada paciente, lo habitual es realizar un seguimiento paulatino de varios meses, para comprobar de primera mano la efectividad de este método.

Vídeo: Clínica Dual Valencia